Enfado patológico y agresividad

Enfadarse es una emoción sana y adaptativa, pero a veces, nos enfadamos en exceso, hasta perder el control pudiendo llegar a ser agresivos y desafiantes verbal o incluso físicamente. La ira es una advertencia inicial de que algo va mal. Este tipo de patología puede generar muchos problemas tanto en el trabajo, como en las relaciones personales; afectando la calidad de vida en general.

El enfado patológico tiene costes a distintos niveles, ya que afecta tanto fisiológicamente como a nivel interpersonal. La ira provoca que el cuerpo esté en estado constante de emergencia. Además, existe una relación directa entre el estado de enfado y algunas enfermedades como la hipertensión, los trastornos digestivos, las enfermedades cardíacas, los dolores de cabeza, la debilitación del sistema inmune…

En Forenpsic somos especialistas en el diagnóstico, la evaluación y el tratamiento del enfado patológico, la ira descontrolada y la agresividad. Te asesoramos para encontrar la solución a este problema y te ayudamos a tener mucho más control sobre tu comportamiento.

agresividad